Home

 

Un encuentro de trabajo, una sesión formativa, un pequeño congreso, una presentación artística:
hoy día, todo esto se puede hacer de una manera diferente. Boipeba Eventos, en una estructura sumergida en la selva atlántica, ofrece la posibilidad de organizar momentos únicos, gracias a la oportunidad de conjugar el evento con espacios de diversión y libertad, en el marco natural de la maravillosa isla de Boipeba.

Boipeba Eventos se encuentra en la cima de una elevación en medio de la selva tropical, a cinco minutos (de reloj) del océano. Boipeba Eventos pone a disposición una sala de 80 mq que puede hospedar de 25 personas (con mesa individual) hasta 60 personas (con sillas colocadas en hilera).
La sala cuenta con conexión Internet wireless, videoproyección y sistema de sonido, además de estar rodeada por un jardín tropical de 3.000 mq, con cenadores y galerías para un agradable coffee-break durante las pausas del evento.

Boipeba Eventos organiza:

  • Eventos culturales – pequeños congresos, encuentros temáticos, presentaciones de argumentos de interés general o específico de la organización (pública o privada) interesada en el evento.
  • Eventos destinados a las empresas – viajes de incentivo, encuentros entre ejecutivos o representantes de sector, actividades formativas.
  • Eventos artísticos – espectáculos, eventos musicales, presentación de obras artísticas, fiestas privadas (de cumpleaños, fin de año, etc.).

Para ofrecer un servicio completo y personalizado, Boipeba Eventos organiza:

  • El viaje (saliendo de Salvador)
  • Los refrescos, almuerzos y cenas (a pedido) en los cenadores tropicales o en la galería alrededor de la sala
  • El alojamiento (en colaboración con los sitios más elegantes de Boipeba)

Boipeba Eventos también puede organizar para los huéspedes las actividades durante el tiempo libre de los encuentros culturales o de trabajo: se pueden realizar paseos por la selva, ir en canoa por el estuario o entre los manglares, dar una vuelta a la isla en una embarcación, ir a caballo, practicar submarinismo en las piscinas naturales, darse un masaje, tomar lecciones de capoeira, samba y yoga… o sencillamente reposarse en una de las numerosas playas maravillosas, con una caipirinha o un buen libro, bajo el sol o a la sombra de una palmera.